Las calles no pueden estar más bonitas, justo ahora que ha florecido uno de mis árboles […]